martes, 18 de septiembre de 2012

Paulo Coelho

En el fondo, la culpa de todo lo que sucede en nuestras vidas es exclusivamente nuestra. Muchas personas pasaron por las mismas dificultades que nosotros y reaccionaron de maera diferente. 

Cada ser humano es único, con sus propias cualidades, instintos, formas de placer, busqueda de aventura. Pero la sociedad termina imponiendo una manera colectiva de actuar, y las personas no se detienen para preguntarse porque es necesario que se comporten así. Se limitan a aceptarlo.


¿Para qué debo escuchar a mi corazón?. Porque no conseguirás jamás mantenerlo callado. Y aunque finjas no escuchar lo que te dice, estará dentro de tu pecho repitiendo siempre lo que piensa sobre la vida y el mundo.